Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Por qué es tan importante contar con un buen portfolio de productos o servicios en tu web?

Destacar en el entorno cada vez más competitivo en el que se encuentran las empresas a día de hoy no es tarea fácil. Las condiciones del mercado han cambiado y las posibilidades de conectar con nuevos clientes se han multiplicado pero no es oro todo lo que reluce, para conseguir captar la atención de estos nuevos clientes debemos construir un buen argumentario que empieza por mostrar al mundo cómo es el trabajo que la empresa lleva a cabo.

Portfolio: pon en valor el trabajo de tu empresa

El portfolio es una poderosa herramienta de comunicación para las empresas que puede convertirse en clave de éxito cuando se buscan nuevas oportunidades.

Un portfolio tiene varias funciones pero principalmente su objetivo es demostrar la calidad del trabajo que lleva a cabo la empresa. Tenemos claro que si no te conocen no existes, pero si no eres capaz de demostrar de la mejor forma posible aquello que dices hacer, no conseguirás ganarte la confianza de tus clientes potenciales porque, no lo olvides, siempre habrá alguien que sí lo haga.

¿Como ganar la confianza de tus clientes potenciales?

Sin duda la reputación es uno de los activos más importantes de una empresa y lograr mantenerla en el tiempo requiere de un trabajo constante. A todos nos gusta que se preocupen por nosotros, desde un buen amigo ¡hasta una marca! Compartir información útil y pertinente ayudará a resolver problemas y cubrir necesidades. Ofrecer (y mostrar) más de una solución a estas necesidades es lo que nos diferenciará de la competencia.

La transparencia con los clientes y la honestidad son factores clave. 

Contar con una carta de presentación que hable sobre los productos o servicios que la empresa ofrece es algo básico, mostrar cómo lleva a cabo su trabajo va más allá. 

Compartir información útil y pertinente ayudará a resolver problemas y cubrir necesidades. Ofrecer (y mostrar) más de una solución a estas necesidades es lo que nos diferenciará de la competencia.

Documentar el trabajo realizado ampliará las expectativas de negocio y la oferta de la compañía. También servirá para mostrar la trayectoria y envergadura de la empresa, la evolución que ha experimentado con el paso de los años y sobre todo la confianza de los clientes con los que ha trabajado.

Cómo debe ser el portfolio perfecto

Un portfolio será por sí mismo una potencial herramienta de venta si cumple los siguientes requisitos:

1. Identidad corporativa

La identidad digital es el reflejo de la identidad analógica, por lo que debes ser coherente y ordenado. Mostrar orden y coherencia en todos los elementos del documento, dará una imagen sólida de la marca. Por lo que el portfolio ideal tiene que reflejar la imagen de la empresa mediante un diseño adaptado que cuide la calidad y fomente el interés. 

Existen mil formas de documentar el trabajo, desde una imagen fija, un carrousel de imágenes o incluso un video interactivo, elige la que más se adapte a tu negocio.

2. Cuenta historias de éxito

La documentación del trabajo debe quedar diferenciada entre el antes, durante y después. Debe quedar reflejado qué se ha conseguido en cada trabajo y transmitir cada uno de ellos como un caso de éxito. Para conseguirlo las imágenes deben ser de alta calidad, centradas en el objetivo que queremos transmitir y con tendencia al minimalismo y elegancia. 

3. Transmite la profesionalidad que buscas

Principalmente el portfolio debe transmitir el servicio que el cliente espera por lo que mostrar profesionalidad es clave.

Debes tener en cuenta que documentar el trabajo que realiza tu compañía servirá no solo para darle valor a tu página web, sino también para generar otros contenidos relacionados con la empresa.  Un escaparate para el mundo digital y una propuesta de valor que servirá para representar tu marca en el mercado. Depende de ti, ¿a qué esperas?

La importancia de un buen portfolio en tu web 1